David Morales: ¿Se le acabó la primera etapa a Barcelona?

Iniciar un campeonato en ocho jornadas, siete de las mismas efectuadas, con nueve de veintiún puntos en disputa es un panorama poco alentador por el cual está pasando el actual campeón del fútbol ecuatoriano.

 

Barcelona ha perdido puntos valiosos tanto de local como de visitante ante rivales que en papeles debería ser mucho más factible lograrlos. Hablamos de dos puntos ante D. Cuenca en la primera fecha, dos puntos en casa ante Macará, dos puntos ante el recién ascendido Clan Juvenil. También tres puntos ante Delfín, al cual la última temporada le ganó los cuatro duelos, finalmente tres puntos ante U. Católica de local.

 

La última temporada a Barcelona le duró 42 fechas el invicto de local, superó su récord personal y a nivel de campeonato nacional en una sola temporada. Mientras que ahora con la misma estructura y algunos refuerzos ha logrado el 42,85% de los puntos en juego, a diferencia del 61,90% que alcanzó en la pasada temporada a esta instancia.

 

Ya se ha jugado el 36% de la primera etapa y la diferencia ante Delfín es de siete unidades, seis ante U. Católica y cinco frente a Independiente a falta de un partido diferido ante Liga.

 

No dejemos a un lado a Emelec que lo supera con tres puntos y dos encuentros diferidos por la Copa Libertadores. Un certamen en el cual tras la inyección anímica de vencer al Atlético Nacional, hará que los toreros se esfuercen en gran manera para pasar a la ronda de octavos de final.

 

Por ello no sería raro que el 100% del equipo se lo vea centrado más en el torneo internacional, sumemos a esto el desgaste de los jugadores que son tomados en cuenta por Quinteros en esta jornada de Eliminatorias en la cual se efectuarán partidos desgastantes para el aspecto físico y psicológico donde la presión es enorme.

 

Un equipo que pierde doce puntos contra rivales que en el papel eran para tres unidades cada uno, tomando en cuenta que el campeón mejoró mucho en la Copa, no ofrece un panorama alentador para los próximos partidos que definirán ya media primera etapa, en la cual Barcelona no juega solo y tiene rivales que están haciendo un buen trabajo y desean aquella codiciada final.

 

Fuente: Radio Huancavilca